miércoles, 10 de febrero de 2021

Vacuna efectiva en adultos mayores, pero pierde eficacia en variante de Sudáfrica: Estudio israelí

Israel, 10 febrero 2021.- En los últimos días, se han dado a conocer dos estudios hechos en Israel que tienen dos buenas noticias: las vacunas disminuyen tanto las hospitalizaciones y muertes a causa de Covid-19 como la transmisión de la enfermedad.

Según datos del Ministerio de Salud de Israel, citados en la revista Nature, cerca de 90% de las personas de 60 años o más en el país han recibido al menos su primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech. Paralelamente, de mediados de enero a principios de febrero, en ese grupo de edad bajaron 41% en las infecciones confirmadas de Covid-19 y 31% las hospitalizaciones.

En comparación, para las personas de 59 años o menos, de las cuales poco más del 30% han sido vacunadas, los casos se redujeron en 12% y 5% las hospitalizaciones, lo que parece indicar que los números se deben más a las vacuna que al confinamiento que impuso el gobierno en enero.

En otro estudio, se analizó la carga viral de las muestras (valor Ct) en más de 16 mil personas positivas al SARS-CoV-2.

En Israel, las vacunas se empezaron a aplicar el 20 de diciembre de 2020, por lo que “hasta el 15 de enero no encontramos diferencias estadísticamente significativas en los valores Ct”, escriben los autores del estudio, pero a partir de ahí encontraron diferencias significativas y datos que “sugieren que la vacunación reduce la carga viral entre 1.6 y 20 veces en los individuos positivos para SARS-CoV-2”.

Esto los lleva a la conclusión de que “la vacunación no sólo es importante para la protección individual sino que puede reducir la transmisión” del virus en las comunidades.

Antes de que la variante B.1.351 se volviera dominante en Sudáfrica, un ensayo mostró que la vacuna de Oxford-AstraZeneca tenía una eficacia del 75% en la reducción del riesgo de padecer Covid-19 sintomático después de la aplicación de una sola dosis.

Pero eso cambió por completo ahora la variante B.1.351 está en el 95% de las secuencias. El último reporte es que la vacuna, llamada ChAdOx1, tiene una eficacia de 22% y no cabe esperar que otras funcionen mucho mejor.

Contra la variante B.1.1.7, que está creciendo notablemente en Inglaterra, ChAdOx1 se desempeña mejor. Según un estudio publicado el 4 de febrero, la vacuna tuvo una eficacia similar contra la infección sintomática para los linajes B.1.1.7 y no B1.1.7 (74.6% y 84% respectivamente); incluso a pesar de que la actividad de neutralización del virus por los anticuerpos inducidos por la vacuna fue nueve veces menor contra B.1.1.7.

Estamos en una carrera contra las variantes del virus. Mientras más nos tardemos, más le damos chance al virus de que cambie y de que puedan, eventualmente, ser tan distintas que las vacunas ya no sirvan”, dice el inmunólogo Rafael Bojalil.

0 comentarios:

Publicar un comentario